El alcalde de Goicoechea, Rafael Ángel Vargas Brenes, en representación de la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL) reafirmó el apoyo al proyecto de ley que permitiría que las municipalidades asuman el mantenimiento de las rutas nacionales.

Esta propuesta surge del diputado Gilberth Jiménez y consiste en que el Ministerio de Hacienda traslade a los gobiernos locales un porcentaje (10,49%) del impuesto único a los combustibles.

Cada ayuntamiento recibiría dineros a partir de la extensión de la red vial en cada cantón (70%) y de su índice de población (30%).

Ese porcentaje de recursos que recibirían las municipalidades surge de una porción del presupuesto destinado actualmente al Consejo Nacional de Vialidad (Conavi).

La iniciativa del diputado Jiménez contempla el cierre del Conavi y va en la misma dirección del deseo del gobierno central de que el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) retome esas funciones.

Las labores de conservación y mantenimiento de las carreteras y caminos se las repartiría el MOPT junto con los gobiernos locales.

«Si esta ley es una realidad, vamos a empezar a atender esta red nacional y a mediano plazo podrán ser transitadas sin tanto problema como ahora», afirmó el alcalde Vargas Brenes.

«Los gobiernos locales tienen la madurez. No será difícil, ni habrá ningún problema que las unidades ejecuten de inmediato su proyecto para trabajar en la atención», agregó.

Este encuentro se realizó en la Asamblea Legislativa durante la presentación del proyecto de ley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.